YA ESTAMOS EN 2015… ¡OLVIDA LOS PROPÓSITOS Y COMPROMÉTETE!

En primer lugar,  y dado que es mi primera publicación del año, ¡¡¡feliz Año Nuevo, que tu 2015 llegue cargadito de salud e ilusión!!!  En mi caso, el 2015 comienza con una reflexión que quiero compartir contigo: ¡Adiós a los propósitos y bienvenidos los compromisos!
Te explico a qué me refiero… Cuando hago balance de mi trabajo desde Ententia con parejas en los últimos años, tanto en el ámbito del Divorcio Responsable como en el de Parejas Ilusionadas,  identifico claramente un factor que le da agilidad y estabilidad a todos los cambios y acuerdos que se pactan en las relaciones, tanto de parejas unidas como de equipos de progenitores divorciados: su compromiso, su determinación de transformar algo a mejor. Un elemento que es sinónimo de fuerza, que indica coraje, que da solidez a todo lo que emprendemos en nuestra vida, y que en consecuencia se diferencia mucho, desde mi punto de vista, del concepto del propósito.
Mientras que el PROPÓSITO apunta a una ‘intención’, a un ‘deseo’, a una manifestación de ‘algo que nos gustaría ocurriese en nuestra vida’; el COMPROMISO se enfoca en una ‘decisión’,  en un ‘plan que hemos trazado’ y finalmente en una ‘acción’,  en algo de lo que nos hacemos responsables de que ocurra.
Con el PROPÓSITO visualizas algo positivo. Con el COMPROMISO transformas una promesa en realidad, sacas tiempo cuando no lo hay y disfrutas de los resultados de tu voluntad.
Por ello, te invito a que hagas la prueba y transformes tus “Propósitos de Año Nuevo” en tus “Compromisos para 2015”. ¿Sientes la diferencia entre el “Me propongo…” y el “Me comprometo a…”? Casi de manera automática, lo vago y poco específico se concreta y nos obliga a ser detallados y a definir un Plan de Acción… Te animo a que lo hagas, a que tomes las riendas, a que hagas realidad tus sueños y llenes tu vida de ilusión, ¡¡vale la pena!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CLOSE
CLOSE