Superar el primer Fin de Año como divorciad@ sin l@s niñ@s

La Nochevieja y el primer día del año son, para progenitor@s divorciad@s, unos días especiales y delicados a un tiempo. Dado que el acuerdo más habitual entre padres y madres que no conviven es el de distribuir entre ambos el tiempo de vacaciones que van a pasar con sus hij@s, suele ocurrir que un@ de ell@s habrá de pasar la Nochevieja sin l@s pequeñ@s. Y si bien es cierto que algunas personas disfrutan de este día planteándolo muy sanamente como una oportunidad para dedicarse tiempo a sí mism@ y pasar una velada agradable entre personas adultas, a otr@s much@s les resulta extremadamente triste no poder compartir tan simbólica noche con sus hij@s.

En ocasiones como estas vale la pena afrontar el reto de hacer de este día un día memorable…a pesar de todo. Decidiendo conscientemente si se quiere pasar sol@ o acompañad@, elegiendo algo de comer de acuerdo con el gusto y el estado de ánimo, aprovechando para hacer una lista que proyecte los deseos y propósitos del año 2013. Y en caso de querer pasar un día triste, cosa de lo cual tenemos absoluto derecho, intentar “disfrutar de la tristeza”, eligiendo películas y música que vayan acorde con nuestro estado de ánimo, acurrucándonos en nuestra esquina favorita bien calentit@s…

Lo único importante es no sentirse víctimas, tomar control sobre la situación y respetarnos para hacer aquello que mejor nos siente. Porque mostrando que sabemos cuidarnos y que podemos disfrutar incluso de la tristeza con la certeza de que pasará, les estaremos dando un valioso regalo y una importante lección de vida a nuestr@s hij@s.

Publicada 31 diciembre, 0201 at 12:36 pm

Etiquetas: ,

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CLOSE
CLOSE