LA IMPORTANCIA DE LA CURIOSIDAD EN LA PAREJA

El otro día, leyendo un artículo titulado “Cinco beneficios de ser una persona curiosa” del Huffington Post (recomendable a modo de reflexión), recordé una reciente sesión con una Pareja Ilusionada. Si bien tenían claro que se querían y no se sentían en crisis, reconocían que tenían la sensación de saberlo todo el uno del otro y que se había instalado cierta monotonía y aburrimiento en su relación.
Según mi experiencia, este aburrimiento es una verdadera enfermedad en demasiadas parejas. Porque quien piensa que ya lo sabe todo de su media naranja, asume que no hay cosas fascinantes por descubrir de su persona, Quien para de preguntar con genuino interés acerca de los gustos, opiniones o deseos de la persona amada, descarta que su respuesta sea de interés y pierde toda predisposición por dejarse sorprender por sus maravillosos matices.
Ante este mal que irremediablemente desemboca en una vida plana y carente de ilusión, uno de los grandes antídotos es precisamente la curiosidad. Porque la persona curiosa y las parejas que se mantienen queriendo investigar juntos el mundo, cuestionándose regularmente lo que desean juntos, lo que les hace felices, consiguen un grado de complicidad y de ilusión por conocerse, que espantará sin ninguna duda todos los males resultantes de la monotonía… ¿te animas a ser más curios@?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CLOSE
CLOSE