El Día de la Madre no es de la abuela… ¡especialmente tras el divorcio!

En los días señalados dedicados a la madre o al padre, los progenitores divorciados deben respetar su necesidad y su derecho de elegir cómo disfrutarlos.

Es cierto que muchas familias acostumbran a conmemorar en el Día del Padre y el Día de la Madre, no solo a los progenitores de l@s más pequeñ@s, sino también a abuelos y abuelas, así como a otros familiares más o menos allegados que se llevan cerquita del corazón. Pero en el caso de los progenitores divorciados, especialmente los que han comenzado esta nueva etapa de vida recientemente, recomendamos que se permitan el espacio suficiente para reflexionar y decidir lo que realmente necesitan en cada particular ocasión. Porque no se trata de seguir costumbres, compromisos u obligaciones impuestas, sino en el caso que nos ocupa, de elegir conscientemente la mejor manera de pasar el próximo Día de la Madre. Si hay una buena relación, podrían querer pasarlo juntos ambos progenitores con l@s hij@s. Pero si se necesita distancia de la expareja, habrá que pensar si buscar a otras personas que den arropo para no sentirse solo o si apetece pasar una estupenda velada a solas con l@s niñ@s, creando conjuntamente un nuevo rito familiar.

Sea cual fuere tu caso, no pierdas la oportunidad de elegir y de disfrutar del día. Porque solo de esa manera podemos transmitir a nuestr@s pequeñ@s la valiosa lección de que los obstáculos están para superarlos y de que la vida está para disfrutarla con todos los sentidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CLOSE
CLOSE