¿Con quién es más divertido…?

Cuando intentamos medir nuestro valor como progenitores basándonos en la comparación, caemos en una peligrosa trampa.

A menudo progenitores divorciados o separados nos cuentan con cierta inseguridad, que su retoño dice que el otro progenitor es más divertido, o menos gruñón, o que hace cosas más “guays”. Especialmente cuando llegan días como estos, los festivos y vacaciones, es frecuente que el objetivo de las mini vacaciones de Semana Santa se convierta en llevar a cabo un programa repleto de actividades. Si no es así, es posible que puedas llegar a sentir, si tienes a l@s niñ@s en estos días y no les has llenado la agenda de “diversión planificada”, que no estés haciéndolo bien y temes que ell@s expresen que sus amig@s lo tienen mejor o que con el otro progenitor hubiese sido más divertido.

Puede ser que tu presupuesto no dé para hacer esas cosas impresionantes que te gustaría, o que tienes que compaginar el trabajo con el tiempo con ell@s, o que simplemente no seas de esas personas que disfrutan de una apretada agenda cuando por fin se tiene vacaciones. En cualquiera de los casos, lo más importante de cara a l@s hij@s consideramos que es “ser auténtic@s”. Esto quiere decir, no avergonzarse por el propio presupuesto, por las preferencias y los gustos. Se trata de poder decir sin reparos que esto nos gusta y aquello no, o que tal cosa cuesta bastante y que en este momento no es posible. Se trata de darse a conocer, sin el temor de que tengamos que dar la talla en un concurso o competición entre progenitores. Porque si nos prestamos a ese juego, no habrá nadie que salga ganando. Porque si de buscamos la aprobación o incluso admiración de nuestr@s hij@s, nos haremos dependientes y perderemos el rumbo como padres y madres responsables.

Publicada 30 marzo, 2013 at 9:55 am

Etiquetas: , , , , , ,

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CLOSE
CLOSE