3 Propósitos infalibles para ser feliz en 2017

Si aún no has podido “formalizar” los propósitos para el nuevo año o si estás inseguro acerca de los mejores objetivos para los próximos doce meses, te traigo algo de inspiración…

Desde Ententia sabemos que, formular los propósitos para el año nuevo es, para algunas personas, todo un reto. Y no es de extrañar, sinceramente, puesto que no sólo supone hacer una profunda reflexión de aquello que se quiere conseguir en el nuevo año, sino que además, de alguna manera materializa nuestros valores y nuestros sueños… ¡vamos, que es una tarea de lo más existencial!

Ante la posible dificultad de concretar dichos puntos, te propongo simplificar al máximo e ir a la esencia misma de la cuestión. Y es que, desde mi punto de vista, esto de los propósitos no es más que una manera de decir “quiero ser feliz en los próximos doce meses”, y esto es abordable desde diferentes perspectivas.

Desde mi experiencia, una muy válida consiste en identificar 3 cosas muy sencillas que te llenan el alma, que hacen que físicamente te sientas de maravilla y que te hacen crecer como persona. Tres cosas “pequeñas”, fácilmente alcanzables y que no requieren de una enorme fuerza de voluntad. Por ejemplo, te puedes proponer:

  1. Dar y recibir a diario un largo y profundo abrazo con alguien a quien quieres, un abrazo de esos que te funden con el presente y te llenan de amor.
  2. Tomar un vaso grande de agua cuando te levantas por la mañana, despacito, saboreando cada sorbo y sintiendo agradecimiento por el lujazo de disponer de agua así, sin más y sin esfuerzo.
  3. Dedicarle una sonrisa y una palabra amable al menos a una persona desconocida al día (en el super, en la cafetería, en el cole…), sin más complicaciones, simplemente regalar una porción de amabilidad y cordialidad.

Estos tres propósitos que son, no lo podrás negar, de lo más sencillos y alcanzables tienen tres efectos. En primer lugar, te enfocarán en tres cosas positivas y te conectarán con el presente cada día, sin darte ni cuenta. En segundo lugar, te harán experimentar satisfacción por el mero hecho de proponerte algo y ser capaz de lograrlo. Y por último, serán el detonante de otras muchas acciones positivas sin tan siquiera pensarlo, de manera espontánea y natural… ¿te animas a probarlo?

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CLOSE
CLOSE